11 julio 2005

Repugnancia

Aunque no iguale la repugnancia que causa el atentado del jueves, cuán desagradable es ver a nuestros politicastros tirarse los trastos a la cabeza los unos a los otros, acusándose de mentirosos o negligentes. Tal vez deberían replantearse, ellos que tienen la capacidad (supuestamente otorgada por nosotros, con nuestro votos) de tomar decisiones, qué clase de política -global o local- están haciendo, y en qué están convirtiendo el mundo. No quiere uno pensar qué nos espera de aquí a unos cuantos años.

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?