18 julio 2005

Harry Potter

La magia de nuevo en las librerías, dicen, aunque a uno lo que le gustaría es trabajar en Bloomsbury, porque podría retirarse a una isla desierta y aún le sobraría dinero como para cenar caviar y langosta hasta el año 4065.
Dicen por ahí que todo este fenómeno de Potterismo es bueno para la literatura, no sólo por las ventas, sino por la cantidad de lectores que puede llegar a generar. Uno, personalmente, duda mucho que los niños y chavales que leen "Harry Potter" se enganchen a la lectura después del despliegue mediático al que se ven sometidos, pero como es posible que, de cada veinte, al menos uno le coga el tranquillo a eso de abrir libros, pues tragaremos con el asunto.
Una lástima que todos esos padres que hacen colas en las librerías para regalarle a sus hijos el best-seller en cuestión, no se pasen por esos mismos locales de cuando en cuando para animar a los retoños a que lean; y, de paso, a leer ellos mismos.

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?