28 mayo 2005

La estrechez del verano

Llega el verano y, de nuevo, los medios bombardean con mensajes y anuncios. Llega el verano, sí, pero nosotros debemos llegar a él delgados, fibrosos y morenos. Especialmente, las mujeres, a quienes van dirigidos todo tipo de "consejos" para que luzcan el biquini como si fuesen modelos profesionales, aunque el resto del año hayamos comido chocolate hasta hartarnos.
Repulsivo que, a estas alturas de la historia, entronicemos el culto al cuerpo hasta el punto de marcar (ah, pero ¿quién lo marca?) estereotipos que destrozan el bienestar cotidiano de muchos y generan malestar en otros tantos. De nuevo, la marca y la empresa al servicio de... ¿al servicio de qué?; ¿o de quiénes?
Como si no fuera ya suficiente con el prototipo de belleza que sufrimos el resto del año. Dejemos que cada uno luzca el cuerpo que posee y desea, acabemos con la estupidez de la mujer escultural (¿para cuándo ese hombre escultural también? En los anuncios no sales...) y vivamos ajenos a las reglas de los que se llenan los bolsillos gracias a nuestros desembolsos en cremas reafirmantes.

Comments:
El problema real radica en que la mujer no ha salido de su prehistoria. La mujer del siglo XXI es por desgracia un ser inmaduro, que por más años que cumpla, no abandona jamás la actitud de una insegura quinceañera.
 
Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?