24 mayo 2005

Digamos NO

Leo en algún periódico digital que en Francia los partidarios del "sí" a la Constitución Europea están igualados con los del "no" . Ya podíamos haber aprendido algo nosotros hace unos meses, que tiene uno la sensación de que mucho gobierno socialista, mucho talante, muchos cambios y muchas bodas gays, pero lo que está mal, sigue mal, cuando no peor. Nuestros salarios son, con diferencia, de lo peorcito entre los países europeos, aunque siempre puede uno consolarse sabiendo que a los griegos se les caen los edificios, cuando no los conservan directamente en ruinas.
Aunque me temo que, mientras sigamos más preocupados por el desenlace de "La Granja" o por los equipos de segunda que ascienden a primera, el hecho de que los salarios apenas nos permitan comprar un kilo de tomates no será tan importante. Pan y circo, claro, aunque los bancos sostengan que las hipotecas les arruinan o la renta per capita en la capital esté igualada con Mónaco.

Comments: Publicar un comentario



<< Home

This page is powered by Blogger. Isn't yours?